Roma: El legado (Parte 1)

Joven soldado que te alistas en esta nueva milicia, esfuérzate lo primero por encontrar el objeto digno de tu predilección; en seguida trata de interesar con tus ruegos a la que te cautiva, y en tercer lugar, gobiérnate de modo que tu amor viva largo tiempo. Éste es mi propósito, éste el espacio por donde ha de volar mi carro, ésta la meta a la que han de acercarse  sus ligeras ruedas. Pues te hayas libre de todo lazo, aprovecha la ocasión y escoge a la que digas: “Tú sola me places.” No esperes que el cielo te la envíe en las alas del Céfiro; esa dicha has de buscarla por tus propios ojos.

El arte de amar –Ovidio

2 A.C.

Una historia de conquista, civilización, cultura y refinamiento es lo que queda asociado a la palabra Roma.  El urbanismo, moda, arquitectura,  e idioma, son parte del legado que dejo el imperio para las sociedades futuras. Sin embargo es importante hablar sobre los elementos literarios que se generaron en Roma.

Roma conquista a Grecia en 146 A.C. y con ello la asimilación de sus elementos artísticos, arquitectónicos y literarios.  Se esperaba que Roma impusiera su estilo sobre el greco, sin embargo durante los primeros años después de la victoria romana Roma solo se dedicaría a crear copias de lo establecido por Grecia.

Sófocles, Platón, Homero fueron una parte del  esplendor literario Griego, obras como Antígona, Edipo Rey, Republica, La Ilíada, La odisea son elementos con una fuerte influencia en el pensamiento que se desarrollaría en siglos posteriores. A ello surge la pregunta ¿Frente a estos textos, Roma que ofrecería como contra respuesta?

Si bien se ha perdido una gran parte de  la literatura romana debido a la destrucción  e incendio de bibliotecas  que acontecieron en la Roma imperial sumando al campo de batalla que fue Roma después de su caída en septiembre del 476 d.C. y el posterior desconocimiento de la importancia de las obras que fueron usados como palimpsestos de obras originales, dio como resultado un número reducido de elementos íntegros hasta la época actual ¿Roma poseía canticos de guerra, laborales y de cuna? La evidencia sugiere que sí, pero ninguno llego a nuestros días.

Aún con ello, los primeros años de roma no fueron particularmente esplendorosos, se encuentran en esta época  un millar de textos referentes a jurisprudencia más que un desarrollo narrativo. Desde mediados del siglo II D.C Roma desarrollaría una filología a influencia de la vista en  Alejandría, con ello el estado no solo encargaría cantos procesionales si no  tragedias y comedias que serían usadas en las fiestas religiosas.

El auto testimonio se abriría paso en Roma ayudando a conocer no solo la manera de vivir de la época sino las particularidades de las figuras prominentes, con ello el mundo supo de los atentados contra la vida de Cicerón, la vida de un hombre de padre esclavo liberto como lo fue Horacio así como la gloria y caída en desgracia de Ovidio el  hombre que siglos  más tarde  tendría un impacto considerable en la escritura medieval y en el redescubrimiento de la historia grecorromana por los artistas del neoclásico durante 1750 a 1820.

Después del asesinato del Julio Cesar, la creación del segundo triunvirato y el ascenso de Augusto al poder llegaría para roma una relativa paz donde la cultura tendría campo para florecer, con ello el emperador romano no escatimo recursos para reescribir la historia de roma y junto con Cayo Mecenas se darían ostentosos estímulos para los artistas.

Entre los artistas  que se beneficiaron de ello, fue Virgilio conocido en ese entonces solo como un poeta entre los generales romanos, siendo Égoglas  hasta ese momento su obra más conocida y más tarde por petición de Mecenas,  Geórgicas. El momento cumbre de Virgilio vendría cuando por petición  de Augusto, escribiría la Eneida, un poema épico que a visión del emperador serviría para reivindicar los orígenes del pueblo romano, la obra contó con una extensión  de doce libros sin embargo el fantasma de Grecia seguiría presente para Roma ya que  la Eneida tomó elementos de la Ilíada y la Odisea para su creación, sin dudarlo Roma debía tener un origen similar al griego a ojos de Augusto. 

 La muerte alcanzaría a Virgilio en el 19 a.C. aun cuando el poeta se encontraba puliendo la Eneida por lo que pidió que se destruyera, ya que consideraba que el trabajo no se encontraba en condiciones de ser mostrado, pero fue por orden de Augusto que se evitó la destrucción de los manuscritos y con ello, el ascenso del  poeta a entre los más grandes que tuvo Roma.

Bibliografía

Bieler, L., & Gil, M. S. (1972). Historia de la literatura romana. Gredos.

Cruttwell, C. T. (1877). A history of Roman literature. Charles Griffin and Company.

Abrir chat
Contáctanos
Leeactiva
Hola
¿Cómo podemos ayudarte?