Durante el día nuestro cerebro está procesando información: qué día es hoy, qué tengo que ponerme para el trabajo y sobre todo, cómo voy a sentirme hoy. No tenemos un manual donde especifiqué cómo debemos sentirnos, pero si lo podemos generar, de eso se trata la neurolingüística, cada vez que pensamos de manera positiva o negativa, nuestro cerebro se activa de acuerdo a nuestros pensamientos ya que somos capaces de dominar cualquier situación siempre y cuando estemos conscientes de lo que generamos al pensar.

La programación neurolingüística fue estudiada por dos norteamericanos, durante la década de los 70, John Grinder (maestro lingüista) y Richard Bandler (matemático y terapeuta); el propósito de ellos era identificar los modelos explícitos de la excelencia humana. Fue así que se pudo lograr un modelo propio de aprendizaje, la cual simboliza la mente, la lengua y el organismo. Esto nos permite dirigir nuestro cerebro de una manera óptima generando mayor satisfacción en nuestra vida cotidiana. Pero ¿qué significa PNL? Programación se refiere a un plan de acción para enfrentar una o varias situaciones. Neuro se refiere a las neuronas; a quién vamos a programar, en este caso, a nuestro cerebro. Y por último, lingüística, es por medio del leguaje ya sea verbal o no verbal.  Por ejemplo: salí tarde de mi casa y me dejó el camión, ¿qué acción tengo que tomar? Esperar a que pase el siguiente camión o tomar taxi para no llegar tarde al trabajo. Entonces pienso: no voy a llegar tarde, voy a llegar temprano. Utilicé mi lenguaje para conectar mi cerebro y llegar a la acción deseada.

Otro de los ejemplos es cuando leemos, a veces sucede que leemos sin leer, es decir, no estamos enfocados al texto por estar pensando en otra cosa. Internamente nuestro cerebro esta desconectado, pero si le mandamos el mensaje adecuado de concentración, será más fácil llegar a la comprensión. Lo que se recomienda es pronunciar en voz alta la palabra “yo comprendo” mientras se lee, este mensaje llega al cerebro canalizando la información tanto visual como auditiva (utilizamos el lenguaje para llegar a una acción) para llegar así a la información precisa.

Es así que a través de la programación neurolingüística podemos crear nuestras acciones de acuerdo a los pensamientos. Recuerda que utilizamos el lenguaje para ordenar nuestro cerebro, pensamos en función del lenguaje para generar una conducta que nos permite sentirnos mejor.

No olviden cuidar sus palabras porque de ello depende nuestro estado de ánimo. Así que si piensas positivo te irá mucho mejor, siempre y cuando tomen la mejor acción.